Monocultivos de palma aceitera : Impactos en Colombia y Ecuador

Monocultivos de palma aceitera : Impactos en Colombia y Ecuador

 

04-07-01

 

Colombia: incentivo economico perverso para la plantacion de palma aceitera

La palma africana fue introducida a Colombia en 1932 pero el desarrollo comercial del cultivo se inicio a finales de los años cincuenta. A mediados de la decada del sesenta ya existian 18.000 hectareas en produccion en los departamentos del Cesar, Magdalena, Santander y Norte de Santander. Los cultivos se expandieron a otros departamentos y segun datos publicados en 1995 por Fedepalma, en ese año ya sumaban alrededor de 130.000 hectareas, siendo el principal cultivo de oleaginosas del pais, fundamentalmente en las zonas norte, central y oriental.

Hoy en dia, en el marco del llamado Plan Colombia se pretende sustituir plantaciones de cultivos ilicitos por palma africana y en todo el pais se esta planificando sembrar hasta 300.000 nuevas hectareas. Estas nuevas plantaciones se realizarian dentro del proyecto agrario de la actual administracion, sin tener en cuenta ni la gente ni el ambiente.

Como afirma la Asociacion Campesina del Valle del rio Cimitarra. (ACVC), estas plantaciones son “un triste ejemplo del coctel de latifundismo con aspiraciones de eficiencia o modernidad que al pretender ser productivo no renuncia, sino al contrario se reafirma en su origen excluyente y monopolista del uso de la tierra”. Y la ACVC agrega: “Se trata con este sistema de incrementar los rendimientos monetarios por hectarea sin alterar en lo absoluto la estructura de tenencia de la tierra. Los nuevos señores feudales plantean las alianzas productivas que no son otra cosa que la aparceria maquillada. Las alianzas son el remedio legal para eludir las obligaciones con los trabajadores agrarios desposeidos. Al volver socio al trabajador, el latifundista ahorra en jornales y elimina las horas extras y las prestaciones sociales. La clase propietaria considera que la administracion de las alianzas deben conservarla ellos ‘dada su experiencia’. En otros casos los neolatifundistas proponen sociedades a los pequenos e incluso medianos propietarios y productores induciendolos a asociarse a los proyectos de monocultivo, mediante un sistema de endeudamiento con el sofisma de la ‘economia campesina de la palma’. En realidad se trata de contar con una oferta de materia prima permanente sin tener ninguna vinculacion laboral entre los latifundistas que controlan los procesos de elaboracion y comercializacion y los campesinos empobrecidos”.

Ni siquiera los objetivos declarados, como el de encontrar mayor rendimiento monetario por hectarea se cumpliran en este caso, ya que como bien lo ha afirmado la ACVC, de lo que se trata es de contar con una mayor oferta de materia prima.

Un ejemplo de lo que podria suceder en Colombia se verifico el año pasado en Malasia. Mientras hubo un incremento en la cosecha del 30 % durante el periodo comprendido entre setiembre y octubre, el precio bajo paulatinamente durante todo el ano hasta alcanzar un 40% menos en octubre de lo que se habia cotizado el producto en enero del mismo año. Malasia, que es el mayor productor y exportador de palma del mundo, tiene muchisima experiencia en el tema y no precisamente positiva, especialmente para la gente y el ambiente. Hace apenas unos dias, a fines del mes de mayo, muchos productores malasios de las localidades de Keningau y Tenom se vieron obligados a quemar la fruta madura de su produccion “porque es demasiado costoso trasladar el producto a la planta procesadora mas cercana en Beaufort, a la luz de la disminucion del precio de la palma en el mercado mundial”, tal como fue publicado en el diario local Daily Express.

Pero el dano mas irremediable quizas sera sobre el ambiente y por ende sobre la gente que vive en el y fundamentalmente la de menores recursos. En un estudio publicado recientemente por el Instituto de Investigacion de Recursos Biologicos Alexander Von Humboldt se afirma que “Es importante recordar que las plantaciones de palma no son bosques, son ecosistemas uniformes que sustituyen los ecosistemas naturales y su biodiversidad. Esto usualmente resulta en impactos sociales y ambientales negativos: decrece la produccion de agua, se modifica la estructura y composicion de los suelos, se altera la abundancia y composicion de especies de fauna y flora, se pierde la base del sustento de la poblacion nativa y en algunos casos se produce el desplazamiento de las comunidades negras, indigenas y campesinas de la zona”. Algunos ejemplos ya se han documentado, como es el caso de “la zona palmera occidental (Municipio de Tumaco), en donde la destruccion del bosque primario ha estado asociada, en muchos casos, al establecimiento del cultivo de la palma. Y como es sabido, una de las principales causas para que especies de fauna ingresen a alguna de las categorias superiores de amenaza, es la destruccion de los habitats que las soportan”.

El objetivo fundamental de ese estudio cientifico fue demostrar la “perversidad” de determinados incentivos como el Incentivo a la Capitalizacion Rural (ICR), enunciados como “para la paz” y promovidos dentro del marco del Plan Colombia. “Se escogio el ICR para cultivos de tardio rendimiento como incentivo potencialmente perverso, debido a que este se orienta directamente a la expansion de areas sembradas en palma en cualquier region del pais sin tener en cuenta consideraciones con respecto a la conservacion de la biodiversidad. El ICR, es una condonacion del credito otorgado por FINAGRO a los productores agropecuarios y puede ser hasta del 40% del mismo, dependiendo del tipo de productor involucrado”.

Es importante aclarar que esta es solo una nueva formula para una vieja historia de incentivos ya que “los estimulos han acompañado a los palmicultores desde la decada del 50, e impulsaron la decision de incrementar las areas sembradas que pasaron de 250 hectareas en 1957 a mas 150.000 hectareas en 1999” y que han sido de todo tipo: “fiscales y tributarios, la investigacion y asistencia tecnica, la distribucion gratuita de plantulas y semillas, el acceso al credito”… entre otros.

Mediante “un analisis microeconomico que permitio determinar el comportamiento de los productores ante cambios en el precio del credito, se pudo determinar que los ICR “pueden estimular tanto a los actuales productores como a nuevos inversionistas a incrementar las areas sembradas en palma africana, reemplazando coberturas vegetales tan diferentes como son el bosque humedo tropical y los pastos”. El modelo construido dentro de este estudio permitio “simular el posible efecto que tendria sobre la biodiversidad el otorgamiento del ICR en dos zonas palmeras del pais: la zona norte y la zona occidental” y “estimar las areas optimas que serian demandadas por los productores” y permitio tambien calcular “un Indicador de Biodiversidad (IBD) que permite comparar el nivel de biodiversidad actual con el nivel que habria si las areas potencialmente demandadas se transformaran en cultivos de palma”. Los resultados indicaron que las perdidas en biodiversidad irian desde 21,8% hasta 39,15 % en las diferentes areas estudiadas.

Pero mas alla de los impactos ambientales y sociales de todo tipo que la expansion de los monocultivos de palma africana pueden acarrear, resulta increible que la “solucion” que el tan cuestionable Plan Colombia ofrece a los actuales cultivadores de cultivos ilicitos sea la plantacion de palma africana. La unica solucion viable seria aquella que permitiera a esos agricultores sustituir su actual produccion por otra que les brinde ingresos mas o menos equivalentes a los que ahora obtienen. Y eso es algo que seguramente la palma no les dara. El actual nivel de precios ya no resulta rentable y el incremento de las areas dedicadas al cultivo de la palma no hara mas que reducirlo aun mas. Este es por lo tanto un nuevo engano, que solo servira para que el empresariado colombiano del aceite de

 

palma obtenga mayores ganancias. Los impactos los sufriran la gente y el ambiente.

 

Articulo basado en informacion de: Fedepalma, http://www.fedepalma.org/general.htm ; Servicio Informativo Red Resistencia, Correo electronico: redresistencia@dataway.ch , http://free.freespeech.org/agp/colombia/neolib.htm ; Asociacion Campesina del Valle del rio Cimitarra – ACVC, Correo electronico: acvc@col1.telecom.com.co , cimitarra@mixmail.com , ACVC paper at the International Conference “El Otro Davos”: El neoliberalismo, la cuestion agraria y el conflicto social y armado en Colombia; Daily Express, http://www.dailyexpress.com.my/news.cfm?NewsID=3232 ; Boletin Biosintesis, No 21, August 2000, Instituto de Investigacion de Recursos Biologicos, Alexander Von Humboldt, Correo electronico: publicaciones@humboldt.org.co , http:// www.humboldt.org.co ; The Borneo Project, http://www.earthisland.org/borneo/index.html

Ecuador: palma africana en el devastado jardin del paraiso

En el Ecuador, frente a un nuevo relanzamiento de la actividad palmicultora, se han dado diversas reacciones. Por ejemplo, un extenso reportaje de un periodico de amplia difusion planteaba la interrogante de que si el nuevo auge de plantaciones de palma africana en la provincia de Esmeraldas acercaria la realidad de esta pobre region del Ecuador al paraiso (El Universo, 11/3/2000), mientras otros titulares planteaban que los palmicultores estan acabando con los bosques nativos, señalando las miles de hectareas destruidas en San Lorenzo (La Hora, 18/5/2001).

Otros medios de prensa recogian en cambio parte de la masiva campana para limpiar su imagen realizada por la Asociacion de Palmicultores del Ecuador ANCUPA, luego de los cuestionamientos a la destruccion de bosques por las empresas palmicultoras y senalaban que los monocultivos de palma africana constituyen una propuesta para el desarrollo sujeta a “censuras ambientales” y se interrogaban sobre si la palmicultura era la gallina de los huevos de oro o una “arpia” para el medio ambiente.

Por otra parte Salomon Gutt, gerente de Palmeras de los Andes, una de las empresas responsables de la mayor tala de bosque primario en San Lorenzo, afirmaba que “esta zona estaba olvidada de Dios y del mundo” hasta que ellos llegaron. Al mismo tiempo, destacaba que la palma es amigable con el ambiente que “en el fondo se tiene un nuevo bosque de palma, que emite mucho oxigeno. Tal vez no existe ningun otro proyecto empresarial que pueda igualar al cultivo de la palma donde el hombre y la naturaleza forman uno solo”.

El sector gubernamental tambien intervino en la discusion. Hans Thiel anterior director forestal y actual subsecretario, afirmaba que el Ministerio del Ambiente ve con buenos ojos la creacion de fuentes alternativas de empleo ofrecidas por las palmicultoras debido a que la principal presion que existe sobre el bosque natural es la de la pobreza, la de la colonizacion y el desplazamiento de la poblacion (sic) (Diario Hoy. Blanco y Negro, 6/5/2000).

Han pasado ya varios meses desde que se inicio la acelerada implantacion de estos monocultivos en Esmeraldas y es importante hacer varias puntualizaciones sobre la situacion actual:

– en el proceso de compra venta de tierras se provoco el desplazamiento de poblacion afroecuatoriana. Parte de esa gente, impulsada por los palmicultores, se encuentra ahora presionando el territorio de comunidades indigenas Awa y Chachis, las que han denunciado esto ante el Ministerio de Agricultura de la zona.

– ya se han deforestado cerca de 8000 hectareas, la mayoria ilegalmente y ademas se han realizado adjudicaciones ilegales del Patrimonio Forestal del Estado, exactamente dentro del bloque 13.

– las empresas no han presentado los estudios de impacto ambiental necesarios para estas operaciones y las sanciones y acciones oportunas para detener esta deforestacion no se han realizado, como se puede deducir de las declaraciones de los funcionarios del gobierno.

En comparecencia publica en el Congreso Nacional, ante denuncia de organizaciones ecologistas, el Ministro del Ambiente expuso que se iniciaron ocho procesos judiciales por tala de bosque nativo y que de esos juicios se han resuelto siete. Con respecto a los mismos, la situacion seria la siguiente: con relacion a Palmeras de los Andes, esta el juicio anulado en apelacion, debido a errores en la ubicacion del predio. A Palesema se le ha impuesto una multa de 67.908 dolares por la tala de 250 hectareas de bosque secundario. A Ecuafinca se la ha impuesto una sancion de 10 salarios minimos vitales. Palmeras del Pacifico fue absuelta por el Distrito Forestal de Esmeraldas por falta de pruebas. Aiquisa recibio una sancion de 10 salarios minimos vitales. El juicio a Agricola San Lorenzo fue anulado en la apelacion por errores administrativos. A Teobrama se la sanciono con 10 salarios minimos vitales y a Ales Palma con 10 salarios minimo vitales (el salario minimo vital es de 4 dolares!).

La actividad de las empresas palmicultoras esta ademas afectando al propio Patrimonio Forestal del Estado. La empresa Ales Palma tiene areas que se “sobreponen” al Patrimonio Forestal del Estado, en el sector de Ricaurte; Alzamora en el sector denominado Corriente Larga; Palesema en el sector Campanita y parte dentro de la reserva de manglares Cayapas-Mataje, mientras que Palmeras de los Andes, en Corriente Larga. Dichas adjudicaciones ilegales fueron hechas por el INDA (Instituto Nacional de Desarrollo Agrario) y el Ministro de Agricultura ha acusado ante el Congreso Nacional al INDA de ser “una cueva de ladrones”.

Ante tantas irregularidades, el 14 de marzo del 2001 el Tribunal Constitucional concedio el recurso de amparo presentado por organizaciones ambientalistas para prohibir en forma perentoria las actividades tendientes a desarrollar monocultivos de palma africana, que se declare en emergencia ecologica la provincia de Esmeraldas, que se inicien las acciones legales para sancionar a quienes hayan talado los bosques y exigiendo al Ministro del Ambiente que adecue sus actuaciones a los mandatos legales.

En vez de acatar como corresponde las disposiciones legales, los palmicultores de San Lorenzo amenazaron con paralizar sus actividades y salir de la zona ante lo que consideran la “falta de garantias” por parte del Ministerio del Ambiente. El ex ministro del Ambiente Rendon insinuo que su renuncia, ocurrida dias despues de estas declaraciones, se habia debido a la presion de empresarios palmicultores.

A pesar de las evidencias de ilegalidades en las actividades palmicolas en el pais y del recurso de amparo obtenido por la sociedad civil, la situacion continua siendo grave. Prueba de ello son las multas irrisorias impuestas, el hecho de que no se hayan establecido responsabilidades penales, como establece la Constitucion para los culpables de la destruccion de bosques, que no se haya sancionado a los funcionarios complices de estos ilicitos y corresponsables de la deforestacion por su negligente actitud. Por otro lado, las empresas continuan sus actividades en zonas en las que el Estado no puede ni siquiera ingresar, haciendo uso de su poder e influencia en el Gobierno y evadiendo asi todo tipo de sancion y control.

La devastacion actual en la provincia de Esmeraldas es causada por una logica desarrollista que ha privilegiado la destruccion de los bosques para favorecer los monocultivos; la exportacion de camarones a cambio de la destruccion del manglar; la extraccion de madera a costa de la biodiversidad. Para colmo, la provincia verde de Esmeraldas es afectada en estos meses por las fumigaciones realizadas en Colombia para la erradicacion de cultivos de coca. Este jardin del paraiso debe ser urgentemente declarado en emergencia.

 

Por: Ricardo Buitron, Accion Ecologica, 25 junio del 2001. Correo electronico: bosques@accionecologica.org

 

 

WORLD RAINFOREST MOVEMENT

 

 

MOVIMIENTO MUNDIAL POR LOS BOSQUES

 

 

Secretariado Internacional

 

 

Maldonado 1858

 

 

Montevideo, CP 11200

 

 

Uruguay

 

 

Ph +598 2 403 2989

 

 

Fax +598 2 408 0762

 

 

Correo electronico: wrm@wrm.org.uy

 

 

Pagina web: http://www.wrm.org.uy

 

 

Extractado del Boletin 47

 

Annunci

One response to this post.

  1. Posted by lisa on 29 gennaio 2014 at 3:36 am

    en Colombia los cultivos de palma hanerradicado especies faunistic as y florísticas, algunas de ellas endémicas,han acasionado el desplazamiento de poblacions, compra de las tierras a campesinos a precios irrisorios, cuanta mano de obra emplean los palmicultores por hectárea, no habrá un movimiento ambientalista fuerte que impida la extencion de ese monocultivo?

Rispondi

Inserisci i tuoi dati qui sotto o clicca su un'icona per effettuare l'accesso:

Logo WordPress.com

Stai commentando usando il tuo account WordPress.com. Chiudi sessione / Modifica )

Foto Twitter

Stai commentando usando il tuo account Twitter. Chiudi sessione / Modifica )

Foto di Facebook

Stai commentando usando il tuo account Facebook. Chiudi sessione / Modifica )

Google+ photo

Stai commentando usando il tuo account Google+. Chiudi sessione / Modifica )

Connessione a %s...

%d blogger hanno fatto clic su Mi Piace per questo: